22 de febrero de 2007

LA ESPERA. TIEMPO DE CUARESMA.



De repente nos encontramos ante el cumulo de circunstacias, ensayos, quinarios, funciones principales... que nos aproximan a lo que soñamos durante un año. Parece mentira que estemos a 39 dias del día añorado. No lo entiendo. Mas de uno y de dos sabe que vive en una continua cuaresma, en un permanente sueño durante los 365 días. Ya estamos metidos de lleno y se nos escapará como no estemos atentos. Anoche ya pudimos empezar a darnos cuenta de lo que se nos avecina, una noche cuaresmal donde se comienzan a ver los detalles.

Sin solución de continuidad nos encontrarenos con unos dias de grandes recuerdos y vivencias que disfrutamos a lo largo de estos cuarenta dias donde debemos parar el tiempo en numerosos viacrucis, actso, misas y eventos cofrades donde se prepara y se tertulia sobre la semana que nos apasiona.

Cada momento que disfrutaremos de aqui en adelante será una nueva y diferente manera de redescubrir la añorada espera. La espera supone la intranquilidad de volver a encontrarse de manera diferente con lo deseado. Estos dias son para descubrir nuevos momentos cofrades. Que hay mas grande que una espera cuando se sabe q esa espera desembocara en la dicha plena.

1 comentario:

pregonero_de_sevilla dijo...

Ole mi Txomin!! La verdad es que ayer echamos una noche muy buena: Misa de Cenizas, tapitas y a la sazón descubrimiento de un magnífico bar y después ensayo de la Lanzada, impresionante.